Los cambios son buenos, y este es especialmente bueno

Después de un tiempo diseñando mi cuarto y teniendo muchas cosas de forma provisional, puedo decir que he empezado a hacer algunos cambios definitivos, y comienzo, como no, por mi escritorio. Tanto el escritorio de mi ordenador como el escritorio que tengo en mi cuarto son muy simples, tan simples como que no tienen nada. Después de mucho pensar y mirar, he puesto mi pantalla en la pared a través de un soporte y para darle luz y un toque especial y moderno, dos luces a los lados. Justo encima una estantería con unas disqueteras que uso para poner de todo. A la izquierda también he puesto una estantería para poner cosas sueltas y simples, que quede bien pero que no esté llena. Este es el magnífico resultado.

Escritorio y pantalla:














Y el estante de arriba con las disqueteras: